La Pampa hace punta en el país reconvirtiendo las técnicas para el control de venéreas

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) afectan la capacidad reproductiva de los rodeos para cría bovina en los sistemas ganaderos extensivos ocasionando severas pérdidas económicas en todo el mundo.

Desde el año 2007 se estableció la obligatoriedad del muestreo para ETS en los toros de los rodeos provinciales, a través del Programa de Control y Erradicación de Enfermedades Venéreas en la provincia de La Pampa.

La provincia de La Pampa es la única en el país que ha logrado establecer y mantener vigente el mencionado programa. Actualmente, tanto la TGB como la CGB se hallan controladas en gran parte de los departamentos de la Provincia, por lo que el paso siguiente del Programa es la erradicación de estas enfermedades. Mucho de este recorrido histórico se recordó en el aula Cosme Ocerín de la Facultad de Ciencias Veterinarias de General Pico, escenario del curso de reacreditación de enfermedades venéreas.

Alrededor de 200 profesionales del sector se dieron cita para participar del encuentro del cual tomó parte el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo; junto al decano de la casa de altos estudios, Abelardo Ferrán, el director de Ganadería, Ricardo Sebastián Baraldi, y Marcelo Fort, del INTA. Este último consideró importante el desarrollo de la jornada, segunda en el año, porque permitió conocer los avances en los esquemas de control de enfermedades venéreas y, en especial, de las nuevas técnicas en la materia.

“Se ha hecho mucho, porque se han bajado las prevalencias de un 12% que había en los establecimientos al inicio del programa a menos de un 4% actual; se eliminaron más de 10 mil toros enfermos de los rodeos en estos últimos años. Hay que pensar que La Pampa tiene alrededor de 7.500 unidades productivas de cría, y de ellas, en el transcurso del programa, 2.500 fueron diagnosticadas con toros positivos, lo cual son pérdidas importantes. Pero la¨Provincia tomó un compromiso importante a través de la Co.Pro.Sa. de bajar el número de muestreo mejorando la calidad de las técnicas, y ese compromiso se ve plasmado con la aplicación de estas nuevas técnicas donde prácticamente se reconvirtió, es decir que lo que está haciendo La Pampa es único en el país”, dijo el profesional.

Cuestión de números

En un breve mensaje destinado a los presentes, Moralejo puso de relieve las estrategias y políticas de su cartera aplicadas para posicionar a la provincia en los mejores estándares de sanidad animal. “Estos resultados no los podríamos haber logrado sin la participación de instituciones como el SENASA, INTA, Colegio Veterinario y Facultad de Veterinarias, son actores y partícipes necesarios para poder llegar a implementar un programa exitoso como tal. Pero también están ustedes, quienes están en la trinchera y son responsables de realizar ese buen trabajo a nivel de campo que permita limpiar de enfermedades venéreas a nuestros rodeos”.

Del mismo modo agradeció a los nueve laboratorios habilitados "por interesarse en cambiar una técnica, por interesarse en hacer inversiones que apuestan al futuro y a la mejora en la eficiencia del diagnóstico. Este trabajo conjunto que llevamos realizando desde el 2004 con el primer Plan Ganadero permitió tener resultados importantísimos. Arrancamos con una prevalencia de enfermedades venéreas en el rodeo pampeano mayores al 10% y hoy estamos en el 4%; esto redundó en pasar de un 56% de destete a un 64%, por encima de la media nacional. Y también significó disminuir el número de toros, lo cual significa una mejor eficiencia porque de 80 mil toros que teníamos en el rodeo con similar cantidad de vacas hoy estamos alrededor de 50 mil toros, habla a las claras del trabajo que estamos haciendo”, señaló.

“La ganadería bovina en la provincia tiene resultados muy interesantes, y un futuro muy importante, los mercados se están abriendo, hay demanda de carne, hay mercados para todas las categorías, por eso es una necesidad seguir aumentando este nivel de eficiencia. Nosotros no solo hemos mantenido sino mejoramos la cantidad de vientres, es el indicador de una ganadería mucho más eficiente”, continuó Moralejo.

Mejorar toda la cadena de valor en la ganadería pampeana fue el objetivo de todas gestiones de Gobierno, explicó el ministro, "prueba de ello es que en el año 2004 estábamos faenando entre 250 y 280 mil animales y en la actualidad superaremos los 500 mil animales; con más de 30 mercados habilitados, lo cual significa que somos la tercera provincia en capacidad frigorífica del país en cuanto a la exportación, después de Buenos Aires y Santa Fe. No es un dato menor, y otro es que del millón de terneros que estamos destetando la mitad se engorda en la provincia, y de esa cifra 500 mil son faenados en La Pampa, esto indica los buenos números que tiene la ganadería pampeana y el compromiso de todos los actores partícipes”.

Las nuevas técnicas moleculares permitirán, además del avance tecnológico propio para el sector, considerar que la provincia sumó status a su ganadería. “Estamos en una época bisagra, vamos a ingresar a la década del conocimiento, y debemos prepararnos para eso. Creo que estamos en buen camino, hay compromisos fuertes de todos los actores y se demuestra a diario. Entendemos que los productores podrán ser más competitivos, y aprovecho para agradecerles todo el apoyo para el sector ganadero, a los productores y a toda la cadena de valor. Tenemos que tratar de revertir una cultura tradicional por otra que esté comprometida con la eficiencia, de esa manera estaremos logrando los mejores resultados”, concluyó Ricardo Moralejo.  

Anuncios