La provincia de La Pampa se vio sumida en las oscuridad ayer, luego de un corte masivo que afectó a todas las provincias del país, exceptuando a Tierra del Fuego, producto de una falla del sistema de transporte de energía entre Yacyretá y la central de Salto Grande.

Luego de 11 horas y media sin servicio eléctrico, el servicio comenzó a reestablecerse en los barrios de Santa Rosa y en las distintas localidades de la provincia, aunque con demoras.

El histórico apagón masivo que afectó al país mantuvo en vilo a millones de personas que se preparaban para celebrar el Día del Padre en familia. Sin embargo, el corte de energía se prolongó en nuestra provincia desde las 7 de la mañana hasta las 18:35, consumiendo gran parte de la jornada y afectando a decenas de locales y comercios que precisaban abrir sus puertas para cumplir con sus clientes en tan especial celebración.

El titular de la Administración Provincial de Energía, Gonzalo Marcos, dialogó con LA ARENA y señaló que durante el apagón «no hubo comunicación oficial con Nación» y que «la información que íbamos teniendo era por la pagina de Cammesa».

De esta manera, confirmó que durante la jornada no existió «un contacto directo» ni una explicación de la situación por parte de la Secretaría de Energía de la Nación. «No saben cuál fue la falla, supuestamente en 48 horas van a brindar un informe detallado», añadió.

Salud y Seguridad.

La dramática situación obligó a que en nuestra provincia las autoridades provinciales y municipales pongan en marcha acciones para enfrentar la situación y dar respuesta de manera inmediata ante las dificultades que generó la falta de servicio eléctrico.

En ese sentido, la atención estuvo puesta principalmente en los servicios de Salud y Seguridad, debido a que sin energía los semáforos estuvieron fuera de servicio, generando un peligro constante para los conductores. En relación al sistema de Salud, en el Hospital Lucio Molas funcionó un Comité de Crisis para garantizar la atención en todos sus áreas, fundamentalmente a los pacientes electrodependientes (Ver página 11).

Consultado al respecto, el director de Defensa Civil de la provincia de La Pampa, Luis Clara, informó a LA ARENA que se dio respuesta rápidamente y que «no hemos tenido inconvenientes».

«Corroboré que en otras provincias no había, llamé a Protección Civil y en ese momento todavía no tenían información de lo que estaba pasando, eran las 7:45, y de ahí empezamos automáticamente» con un protocolo de protección.

«Sin emergencias».

En ese marco, Clara afirmó que se comunicó con Salud en horas de la mañana «para que vayan previendo que esto podía ser largo» y «con el Ejercito, para ver qué nos podían brindar, cómo grupos electrógenos y alguna otra cosa que necesitáramos».

El director de Defensa Civil confirmó en horas de la noche que no se registró ningún inconvenientes y que en el área de Salud «no tuvieron emergencias. Estuvimos continuamente en contacto, pero estaba todo bajo control». Incluso, sostuvo que en las localidades de Santa Rosa, General Pico y Realicó se trabajó con normalidad y se llevaron a cabo operaciones y partos.

Por otro lado, precisó que durante el apagón «el Ejercito nos ayudó con combustible y grupos electrógenos para poner la estación de servicio de Vialidad en marcha. Para eso ya estaba previsto una estación de servicio que tiene grupo electrógeno para cargar por cualquier eventualidad».

«Seguimos con esa prevención por cualquier cosa que necesitáramos y se prolongó durante el día», indicó Clara y agregó que «sabíamos que íbamos a tener problema».

«Primera vez en la historia».

Clara sostuvo que no se había registrado en otra oportunidad un corte de energía de tal magnitud y remarcó que «por lo que me mandaron desde el Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil (Sinagir), es la primera vez en la historia que se pone en marcha el protocolo Nº 7, que es cuando se queda todo el país sin energía».

Demoras en las localidades.

Con el pasar de las horas, el sistema eléctrico comenzó a reestablecerse y proveer de energía a distintas provincias del país. En la capital pampeana el apagón se prolongó por 11 horas y media y recién a las 18.35 la electricidad comenzó a llegar a algunos barrios hasta que finalmente, pasadas las 20, se iluminó la totalidad de la ciudad.

La demora también la sufrieron los vecinos de la localidad de Toay, quienes contaron con el servicio luego de las 20. También se prolongó la espera en General Pico, donde la energía volvió a las 19.40, en Eduardo Castex, donde se reestableció a las 20.30, y en Catriló debido a que la electricidad regresó a las 22.

Cuatro localidades, pasadas las 22, aún no contaban con el servicio eléctrico, lo cual generó el malestar de sus habitantes, quienes superaron las 15 horas sin luz. En ese sentido, el titular de la APE confirmó que se encontraban sin el servicio cuatro localidades: «Quedan por energizarse las localidades de San Martín, Bernasconi, Jacinto Arauz y Miguel Cané, que estábamos moviendo personal para normalizar el servicio. El resto ya está todo energizado».

Reacción tardía.

Casi siete horas después del apagón masivo que dejó sin luz a todo el país, Uruguay y Chile, el presidente Mauricio Macri interrumpió su fin de semana para dar una respuesta a los argentinos, aunque no brindó mayores precisiones. «Esta mañana se produjo un corte de energía eléctrica en todo el país debido a una falla en el sistema de transporte del litoral, cuyas causas aún no podemos precisar. Estamos trabajando para que todos puedan tener energía lo antes posible», señaló.

El mandatario aseguró que la situación del 50 por ciento de los usuarios «se encuentra normalizada» y prometió que «con el correr de las horas» estaría cubierto en su totalidad. La página del ENRE está caída desde muy temprano y hacia el mediodía Edesur afirmaba que se había restablecido el servicio a 370.000 clientes. «Se trata de un caso inédito, que será investigado a fondo. En breve Gustavo Lopetegui ofrecerá más información», explicó Macri.

Anuncios