Son diversos los sectores sociales que hace años critican el sistema tributario argentino por considerarlo asfixiante para el progreso empresarial y personal. Pues bien, parece que los reclamos tienen asidero.

Una estimación llevada a cabo por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) consideró la cantidad de días (también traducido a horas) trabajados que son destinados únicamente para pagar 14 impuestos nacionales, provinciales y municipales.

Siendo así, en el 2019 una persona asalariada trabajará entre 180 y 212 días del año solo para pagar los tributos estatales y los servicios. Medido en horas esto significa que se abocará 29 minutos y 31 segundos de cada hora trabajada a abonar estos gravámenes. Estos valores son representativos para alguien que percibe un ingreso mensual de bolsillo de $33.250.

Si el salario sube, también sube la cantidad de tiempo destinado a pagar tasas impositivas. Por tanto, un trabajador que gane $72.050 por mes tendrá que laburar 184 días del presente año para cumplir con el fisco. Para quien cobre $160.801, la cantidad de días asciende a 203 y para el que gane $162.223, las jornadas laborales para pagar al Estado se incrementan a 212 días del año.

Esta manera que usa el IARAF de medir la carga tributaria directa e indirecta que recae sobre el ingreso generado por un trabajador asalariado que se desempeña en blanco y consume en blanco es un muy buen método para aproximarse a la carga tributaria argentina existente.

El Instituto realiza este tipo de análisis todos los años y se basa en los siguientes tributos: nacionales directos (aportes personales, contribuciones patronales, impuesto a las Ganancias y a la Renta Financiera e impuesto a los Bienes Personales) e indirectos (IVA, impuestos internos e impuestos específicos); provinciales (impuestos inmobiliarios, automotor y a los Ingresos Brutos); municipales (contribución sobre los inmuebles, tasa del automotor, tasa de seguridad e higiene y tasa sobre el suministro de energía eléctrica y gas natural).

El informe destacó que la carga tributaria formal integral de los tres niveles de gobierno sobre una familia tipo asalariada durante el 2019 se ubica entre el 49,2% y el 58,2% del ingreso total. A fines del 2018, el IARAF había adelantado que la carga impositiva del actual Gobierno Nacional sería récord ya que tendría un aumento, en términos del PBI, del 1% y pasaría de 25,2% a 26,2%. Esto representa un incremento de la presión impositiva de 0.4p.p por encima de la registrada en el 2015.

Según las últimas estadísticas disponibles que corresponden al año 2016 y fueron elaboradas por la OCDE, la CEPAL, el BID y la CIAT, Argentina es el tercer país donde más presión tributaria existe en América Latina con un porcentaje del 31,3% sobre el PBI. Los dos primeros lugares son ocupados por Cuba (41,7%) y Brasil (32,2%).

Anuncios