La devaluación del yuan impactó el lunes en los mercados emergentes y el dólar se disparó a nivel local un 1,7% o 79 centavos para cerrar a $46,68, cerca de su récord en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de Ambito.

Con venta de contratos a futuros, y una nueva suba de la tasa, el Banco Central intentó suavizar el ajuste de la divisa, a menos de una semana para las elecciones primarias. De esta manera, el billete verde alcanzó su valor más alto desde el 26 de abril último, cuando cerró a $46,90, su récord nominal histórico.

El alza del minorista se dio en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa trepó 1,9% o 84 centavos a $45,49,en medio del derrape de las monedas emergentes tras la devaluación del yuan y ante la incertidumbre electoral que afecta al mercado local antes de las PASO.

En el Banco Nación, en tanto, la moneda de EE.UU. aumentó a $46,50, mientras que en el canal electrónico se consiguió a $46,45.

«A tono con lo sucedido en el resto de los mercados internacionales, el dólar comenzó la semana previa a las PASO con fuerte suba en el mercado local, como consecuencia de las derivaciones de la decisión china de devaluar su moneda», explicó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Y destacó que «las ventas del Central en los mercados de futuros fueron nuevamente la herramienta utilizada para suavizar la curva del ajuste, sin interrumpir la tendencia alcista que se impuso en todo el mundo».

A su turno, el economsita Gustavo Ber consideró que «el hecho de que la divisa a nivel local acompañe de cerca la dinámica de las monedas emergentes resulta aceptable y se debe a que el Central sigue muy activo en las intervenciones en los futuros y en la decisión de seguir validando una mayor tasa en la Leliq».

No hay que perder de vista que para los mercados internacionales vienen de una semana turbulenta en la que la Reserva Federal recortó sus tasas de interés por primera vez desde el 2008 y la guerra comercial entró en una nueva fase tras un tuit del presidente Donald Trump en el que anunció sus planes de imponer más aranceles a importaciones chinas desde el 1 de septiembre.

Los precios mínimos de ayer se anotaron nuevamente con la primera operación pactada, en los $45,19; 0,54 centavos arriba del final previo. Como es habitual, la autoridad monetaria efectuó, por cuenta del Ministerio de Hacienda, tres subastas de venta en contado por un total de u$s60 millones.

Sin embargo, la demanda por cobertura se mostró muy activa y derivó en subas escalonadas del tipo de cambio mayorista, superando con relativa facilidad los niveles alcanzados hasta el final del viernes pasado.

La intensidad de la demanda se acentúo sobre el final del día, haciendo que los precios tocaran máximos en los $45,53 en la última media hora de operaciones. El volumen total operado en el mercado de cambios fue de u$s747 millones, un 18% menos que el viernes.

El mundo.

China dejó el lunes que el yuan se debilitara por debajo de las 7 unidades por dólar, tocando un mínimo de 11 años, en un momento que la escalada de la guerra comercial entre Washington y Pekín agitaba a los mercados cambiarios.

El desplome se produjo después de que Pekín dijo que responderá a la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles del 10% a importaciones chinas por valor de 300.000 millones de dólares, poniendo fin a un mes de tregua comercial.

El dólar caía un 0,3% frente a una cesta de seis destacados rivales, a 97,788. Frente al euro, perdía un 0,4%, a 1,1155 dólares. A nivel regional, el dólar escalaba un 1,4% en Brasil, mientras que en Chile y México se disparaba un 1,5%.

Tasa de Leliq.

El Banco Central convalidó una nueva suba en la tasa de las Leliq (Letras de Liquidez) de 58 puntos básicos respecto del viernes, al finalizar a 61,589%. El total adjudicado fue de $257.062 millones por debajo de los vencimientos por $279.397 millones, con lo que a partir de esta operatoria se generó una expansión de liquidez de $22.335 millones.

En la primera licitación del día a siete días de plazo, el BCRA convalidó una tasa promedio de corte que se ubicó en 61,377%, con un monto adjudicado de $149.732 millones.

Mientras que en la segunda, el monto adjudicado fue de $107.330 millones, a una tasa promedio de corte de 61,883%, siendo la tasa máxima adjudicada de 62,1900% y la mínima 61,3%.

Dólar blue.

Asimismo, en el mercado informal el dólar blue trepó 70 centavos a $46,60, de acuerdo al relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. De esta manera quedó por debajo del dólar oficial. En tanto, el contado con liqui cerró el viernes a $44,78.

En el Rofex se operaron u$s1.179 millones de dólares, un 22,6% más que el viernes. «Durante la jornada el BCRA continuó con intervenciones en algunos plazos, aunque cuando se corría, los futuros nuevamente retomaban el camino alcista», destacaron desde ABC Mercado de Cambios.

En tanto, los plazos más cortos concentraron más del 60% del total operado. Los precios finales para los meses de agosto y septiembre, terminaron operándose a $47,08 y $49,199; con tasas del 49,07% y 53,14%. (Ambito.com)

El riesgo país se disparó

El riesgo país de la Argentina saltaba 9% ayer y superaba nuevamente los 900 puntos básicos, en medio un clima financiero internacional adverso para los mercados emergentes, por una mayor aversión al riesgo tras las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

En un marco de creciente cautela doméstica de cara a las elecciones primarias, el índice que mide el banco JP.Morgan subía 74 puntos básicos a 904 unidades, el mayor nivel en casi dos meses.

«Ante el negativo escenario global, los operadores evalúan la eventual implicancia electoral que podría generar dichos ruidos externos en las PASO, por lo cual acentúan la prudencia», sostuvo un analista.

En este contexto, los principales bonos argentinos se hundieron hasta más de 4%, encabezados por las emisiones dolarizadas.

El Par bajo ley de Nueva York lideró los derrapes con un -4,6%. Además, el bono a 100 años perdió un 4,1%; el Argentina 2027, un 3,5%; el Bonar 2037, un 2,7%; el Discount, un 2,2%; el Bonar 2024, un 1,7%; y el Bonar 2020, un 1,1%.

El derrape de los mercados globales se produjo después de que China devaluara su moneda, el yuan, hasta las 7,30 unidades por dólar en medio de la guerra comercial con Estados Unidos y alcanzando así el nivel más bajo desde 2010.

S&P Merval.

Frente a esta coyuntura, la bolsa porteña cayó el lunes, aunque de forma moderada, frente a los derrumbes que se registraron en Wall Street por la aversión al riesgo surgida por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

El índice bursátil líder S&P Merval cedió un 1,2%, a 40.873,35 unidades, encabezada por la tendencia negativa de acciones energéticas, luego de acumular durante la semana pasada una caída del 1,42%.

Las acciones de Edenor lideraron las pérdidas, con una merma del 3,5%. En tanto, los papeles de Central Puerto bajaron un 3,4%; y los de BYMA, un 2,7%. (Ambito.com)

Lunes negro para Argentina

El valor del yuan se hundió ayer por debajo del nivel clave de siete unidades por dólar por vez primera en más de una década y sacudió a los mercados financieros, especialmente a los emergentes, ya que los inversores ven pocas opciones de un alivio de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

En este contexto, analistas del mercado consultados por Ambito, advirtieron acerca de una posible salida de capitales del mercado local con un consecuente deslizamiento cambiario que tenga que ser regulado por el Banco Central a partir de la venta de futuros y un aumento gradual de la tasa de Leliq.

Para Arnaldo Bocco, el ex titular del BCRA, el mercado va a tomar el dato de la devaluación del yen y seguramente va a mover el precio de las commodities. «Va a tener impacto en una posición de los inversores que hasta que no aclare este panorama va a generar un refugio en bonos de países desarrollados, básicamente en bonos del Tesoro. Y a la Argentina va a provocarle un impacto cambiario colateral equivalente al que va a producir en los mercados emergentes», detalló.

Según el ex funcionario, la tensión vivida entre China y Estados Unidos va a tener desenlaces siempre en el terreno monetario. «Tenemos que recordar que China es un gran tenedor de bonos del estado norteamericano y si se profundiza se va a expresar también en ese terreno, porque lo ha amenazado, lo ha adelantado», insistió.

En tanto, el economista Gustavo Ber coincidió con Bocco al afirmar que la devaluación del yuan les está poniendo presión a los mercados internacionales. Destacó que «la jornada se prevé negativa para la Argentina, porque además se suma la incertidumbre de las elecciones PASO». (Ambito.com)

Anuncios