El gobernador de La Pampa, Carlos Verna, salió en duros términos contra el presidente de la Nación Mauricio Macri, quien convocó a una reunión a las provincias petroleras pero dejó afuera a este distrito.

«Macri no sabe que en La Pampa hay petróleo. No fuimos invitados a la reunión de provincias petroleras que convocó el Estado Nacional pero sí vamos a perder 200 millones de pesos en regalías con las medidas que impuso el gobierno», dijo Verna en su cuenta oficial de la red social Twitter.

La provincia de La Pampa perderá esa suma en concepto de regalías producto de la decisión, anunciada inconsultamente la semana pasada, de congelar por noventa días el precio del dólar para la producción petrolera, de modo de sostener inmóvil el precio de los combustibles en las estaciones de servicio del país.

La medida anunciada por el presidente ya generó un fuerte rechazo de las empresas petroleras y de los gobernadores de las provincias que producen petróleo quienes advirtieron que la decisión perjudicará los niveles de producción y de inversión. Extrañamente, el que se mostró más combativo fue el rionegrino Alberto Weretilneck, quien amenazó con demandar a Nación por las pérdidas que sufriría su provincia.

Cumbre.

Verna viajará hoy a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para encontrarse con los gobernadores peronistas. El encuentro se realizará por la mañana en las oficinas porteñas del Consejo Federal de Inversiones (CFI). La intención de los mandatarios es intercambiar información sobre los costos que tendrá para las provincias, en términos de recaudación, el paquete de medidas impositivas que anunció el presidente Mauricio Macri tras el duro revés electoral que su frente sufrió en las PASO.

Los mandatarios provinciales creen que las decisiones adoptadas por Macri respecto a la suba del mínimo no imponible de Ganancias, cambios en el monotributo y autónomos, la quita del IVA en los productos de la canasta básica de alimentos y el congelamiento del precio de los hidrocarburos, no hacen otra cosa que transferir a las provincias el costo de medidas que buscan un impacto electoral pero que no tendrán efectividad para paliar la crisis desatada por la nueva disparada del dólar.

Durante el encuentro, los mandatarios pulirán un reclamo formal a Macri y no descartan la vía judicial. También se reunirán los ministros de Economía provinciales, en una mesa a la que se sentarán además funcionarios nacionales.

Impacto «marginal».

Ayer, fuentes del gobierno nacional aseguraron al matutino Ambito Financiero que el «impacto neto» sobre las provincias será sólo «marginal» en relación a los ingresos nominales, aunque remarcaron su predisposición al diálogo y a escuchar casos «puntuales» de distritos más urgidos.

El diario porteño aseguró, citando fuentes de la Casa Rosada, que el paquete de anuncios generará una merma en la coparticipación de las provincias hasta fin de año de 3.200 millones de pesos, mientras que en el caso de las arcas de Nación será un poco mayor (3.300 millones). La cifra es mucho menor a la que estimaron los gobernadores, quienes aseguraron que el costo fiscal de las provincias rondará al menos 51.800 millones de pesos, sin contar el rebote de la quita del IVA.

«Pero los números que barajan los funcionarios nacionales respecto del «impacto neto» del paquete son diferentes, y se apoyan -afirman- en el «recupero macro» que generará el contrapeso derivado de la mayor recaudación del IVA y de tributos provinciales por el mayor consumo que, estiman, generarán las medidas «al poner más plata en el bolsillo» de los ciudadanos», informó Ambito.

Efecto rebote.

Según el matutino porteño, los funcionarios macristas suman a ese cálculo el rebote de la devaluación en un incremento de la recaudación del IVA – Aduana, que también se coparticipa, y de la mayor inflación (que levanta la base imponible de todos los impuestos). También destacaron que en términos nominales la coparticipación a las provincias se mostraba en julio casi 10% arriba de lo presupuestado (con un extra de unos 78 mil millones de pesos), y que para el total del año ese adicional alcanzaría a unos 146 mil millones nominales.

Empresa presentó un amparo

La empresa fundada por el extitular de YPF, Miguel Galluccio, presentó ayer un recurso de amparo para suspender los efectos del decreto del presidente Mauricio Macri que congeló el precio de los combustibles. Así lo informó ayer el matutino porteño La Nación en un artículo en el que se anticipó que las provincias de Neuquén y Río Negro tomarían el mismo camino que la firma en cuestión, Vista Oil & Gas.

La novedad se conoció al término de la reunión que el titular de la secretaría de Energía, Gustavo Lopetegui, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el de Interior, Rogelio Frigerio, mantuvieron con gobernadores de provincias petroleras y compañías del sector, para limar asperezas tras el malestar que generó la decisión inconsulta de Nación de aplicar la medida en un intento de amortiguar el impacto de la nueva corrida del dólar en la inflación.

El encuentro, realizado en el Salón Belgrano, del Palacio de Hacienda, se extendió por una hora y media y el único compromiso de los funcionarios nacionales fue el de analizar las propuestas que llevaron las provincias y las petroleras. La única promesa fue la de realizar un nuevo encuentro la semana que viene.

Tecpetrol, Shell, Pan American Energy, Pampa Energía, Capex, ExxonMobil, Pluspectrol, China Sinopec, Roch, Raízen, Chevron, CGC, Total, Wintershall, Enap y Trafigura participaron de la reunión. También los gobiernos de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Mendoza.

Anuncios