Senasa donó más de 300 kilos de pomelos a La Pampa. La mercadería, apta para el consumo, es producto de un decomiso en un puesto de la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica por falta de documentación.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) donó 360 kilogramos de pomelos aptos para el consumo al centro comunitario de Cuchillo Có, en la provincia de La Pampa, para ser distribuidos en comedores sociales y escuelas rurales.

La mercadería había sido decomisada ayer miércoles en el puesto de control de la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica ubicado en La Adela, por carecer de la documentación necesaria para su tránsito.

Es importante remarcar que para ingresar a la región protegida patagónica, los productos hospederos de mosca de los frutos –como lo es el pomelo– deben contar con el tratamiento cuarentenario obligatorio y con la documentación sanitaria de respaldo. Desde el organismo especificaron que con estas acciones el Senasa protege la sanidad de la producción y la salud pública.

Anuncios