El intendente de Santa Rosa, Luciano di Nápoli, mantuvo una reunión con representantes de los supermercados de la ciudad en la que se acordaron distintas medidas.

Entre ellas, se unificó el horario de atención a personas mayores de 60 años, que será entre las 8 y las 9 de la mañana.

Di Nápoli se mostró «preocupado» por la situación que se vivió el pasado lunes en la mayoría de los supermercados de la ciudad, donde se agolparon gran cantidad de personas motivados por los anuncios respecto a la crisis generada por el Covid-19 (Coronavirus) y los cuidados especiales dispuestos para los próximos 15 días. Por estos motivos, convocó a los supermercadistas que operan en la ciudad «para acordar acciones comunes que ordenen las prácticas de los consumidores».

Del encuentro participaron la enorme mayoría de los empresarios del sector. «Más que una reunión fue una mesa de trabajo y agradezco la buena predisposición de los empresarios locales», destacó el intendente.

Entre las medidas acordadas, indicó que «se unificó el horario de atención a las personas mayores de 60 años entre las 8:00 y 9:00 en toda la ciudad, a hacerse efectiva a partir de este miércoles 18».

En el encuentro, también se acordó puestos de desinfección para los carros-changuitos, medidas de higiene exhaustivas en los locales, distancia interpersonales de 2 metros en las líneas de caja, habilitación máxima de la disponibilidad de cajeros, control de ingreso de consumidores para garantizar la restricción del 50 por ciento de la capacidad del local dispuesta por resolución municipal y se sugirió la limitación de productos de primera necesidad para evitar el desabastecimiento.

Reunión positiva.

Los empresarios que participaron evaluaron la reunión como «positiva», debido a que sirvió «para unificar criterios frente a una situación tan particular como la que estamos atravesando».

Gabriel Roth Stein, que concurrió en representación de La Anónima, sostuvo que «el desborde de la presencia de público en nuestras sucursales ha sido similar al que se produjo en la mayoría de los supermercados de la ciudad y por eso, que el intendente haya dispuesto de esta reunión para unificar criterios de acción generales para todos, nos parece por demás positiva».

«Son medidas que requerirán de un tiempo para su implementación, pero yo creo que en un par de días ya estaremos dando cumplimiento total a ellas. Para mi ha sido auspicioso», agregó.

Por su parte, Antonella Marchetta, del minisuper El Cencerro, se mostró muy satisfecha «porque el intendente nos tiene en cuenta a todos y no sólo a las grandes superficies, para nosotros ha sido muy positivo poder juntarnos a compartir ideas». Además, destacó al horario de atención para personas mayores y «la implementación de dos metros en la línea de cajas».

Finalmente, Andrea Sacks, del supermercado Gaby-And resaltó el valor de la reunión porque «unificamos criterios ante una situación de desborde como la que vivimos, especialmente el lunes cuando al estar de asueto los empleados públicos se volcaron masivamente a los supermercados».

Respecto de la implementación del horario de 8 a 9 para que los mayores de 60 años hagan las compras dijo que «apelamos a la buena voluntad de nuestra clientela para que eso se respete» y consideró saludable «la predisposición del intendente para reunirse con nosotros y delinear acciones comunes».

Anuncios