El presidente Alberto Fernández anunció ayer que este lunes se «va a dar conocer cómo resolveremos el problema de los taxistas, del monotributista, de la pequeña empresa y de los comerciantes».

Se estima que se entregará una suma fija a este sector, mientras que también adelantó que el Gobierno avanza en un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para «prohibir» el corte de los servicios básicos.

En la elaboración de estas medidas trabajó durante el fin de semana, prácticamente todo el gabinete económico, tanto de manera presencial como vía remota. Incluso, se analizó la falta de ingresos que afecta a los profesionales «independientes».

En esa línea, lo que se estudia es otorgar una suma fija para monotrobutistas y autónomos de las categorías bajas, definir que no habrá obligación de pagar el monotributo, una postergación para jubilados del pago de servicios y como anticipó el propio Presidente se prohibirá el corte de los servicios esenciales como luz, gas, agua e internet.

Gastar lo necesario.

La pandemia puso en jaque a las alicaídas arcas estatales y el escenario puede agravarse toda vez que no se conocen aún los alcances de esta enfermedad. Sí se sabe con certeza a nivel oficial que «los ingresos serán escasos y las necesidades muchísimas», sintetizan en el entorno presidencial.

Este domingo, el propio mandatario argentino asumió que a raíz del aislamiento total en todo el país va a existir «un parate» de la economía y que deberá ser afrontado «entre todos», pero dejó claro que «la urgencia no es la economía» sino «la vida de la gente». No obstante, Fernández anunció que el Gobierno dará a conocer este lunes un paquete de medidas para mitigar el impacto de las restricciones para los sectores más afectados. Aseguró que «los monotributistas de las más bajas categorías y la gente que no está registrada» van a tener «auxilio del Estado», y anticipó que el Ejército «distribuirá comida en los barrios más carenciados».

«Vamos a gastar lo que sea necesario para que la gente esté tranquila», destacó, en referencia a las medidas económicas que serán anunciadas mañana, pero aclaró: «No soy un loco que quiere que quiebre la economía».

Caída.

Un trabajo de IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal) estima que habrá una disminución de la base imponible de impuestos como el IVA, a los ingresos brutos (IIBB) y Tasa de seguridad e higiene municipal (TISH), entre otros, como asimismo caída del pago de impuestos devengados y de aportes y contribuciones.

Según los cálculos por «la pérdida de un mes de ingresos de aportes y contribuciones a la Seguridad Social, de (IVA), de Ganancias, de Combustibles, de otros coparticipados, de impuesto provincial a los Ingresos Brutos (IIBB) y de Tasa de seguridad e higiene municipal (TISH) los montos en juego serían de $330.000 millones (1% del PIB) para las arcas de Nación y de $280.000 millones (0,9% del PIB) para las arcas de las provincias y sus municipios, en base al esquema de coparticipación vigente y a las recaudaciones propias de las provincias y de los municipios. En conjunto, un mes de recaudación de los principales impuestos y de los aportes y contribuciones equivale a 1,9% del PIB.

Reunión.

Cabe recordar además que Argentina cuenta con una economía informal del orden del 35/40%, integrada por sectores para los que la situación puede tornarse crítica ante la emergencia. Según IDESA, el 45% de las familias vive en la informalidad con una alta presencia de pobreza. Esta consultora precisa, tomando como base datos del INDEC, que el 22% de los hogares tiene como jefe un asalariado no registrado, de los cuales 43% son pobres. Y 23% de los hogares tiene como jefe a un cuentapropista y el 35% son pobres.

El propio presidente encabezará este lunes una reunión con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, e intendentes del conurbano para atender esta situación que no pasa solo por lo económico sino también por lo social. Son personas que viven, en muchos casos, les resulta difícil cumplir con el encierro porque viven en condiciones de hacinamiento.

«Todos esos casos, a partir de mañana, van a tener respuesta y no los vamos a abandonar», dijo en declaraciones a Telefé, en alusión a ese sector estimado en 7 millones de personas.

Ziliotto espera.

El Gobierno provincial está expectante ante los anuncios oficiales que hará hoy el presidente Alberto Fernández para aliviar el impacto de la recesión económica que se generó tras las medidas implementadas para prevenir la transmisión del Covid-19 (coronavirus).

Desde La Pampa, esperan conocer las políticas que implementará Nación para concluir el paquete de medidas que se lanzarán en la provincia.

Tal como anticipó LA ARENA en su edición del domingo, el gobernador Sergio Ziliotto estuvo trabajando durante el fin de semana con el ministro de Hacienda y Finanzas, Ernesto Franco, para conformar un paquete de medidas impositivas y económicas que se aplicarán en los próximos días y que apuntarán a ayudar a los sectores más desprotegidos por los efectos de la pandemia.

Sin embargo, según precisaron fuentes gubernamentales, desde Casa de Gobierno están a la espera de los anuncios que realizará este lunes el presidente Alberto Fernández. En base a esos lineamientos, el gobernador y el ministro de Hacienda terminarán de definir los lineamientos y las políticas que se implementarán en la provincia.

De todas maneras, anticiparon que el Estado pampeano «intervendrá fuerte en auxilio de los sectores más afectados».

Medidas diferenciadas.

En el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, el mandatario pampeano y el ministro estuvieron analizando, a través de videoconferencias, el escenario económico provincial y el impacto de las medidas adoptadas ante la pandemia.

En ese sentido, y según trascendió, el programa será segmentado y diferenciado, acorde a la situación que atraviesan los distintos sectores económicos de la provincia.

Con estas medidas, Ziliotto busca darle una respuesta a las solicitudes que hicieron diversos sectores productivos, los cuales manifestaron su preocupación ante la recesión económica en la que derivaron las medidas preventivas que se decretaron para prevenir la pandemia de coronavirus en el país y en La Pampa.

Es preciso recordar que, durante la semana pasada, diversos sectores productivos hicieron pública su preocupación ante la caída de la actividad económica, lo que derivó en la imposibilidad de afrontar el pago de distintas obligaciones, como por ejemplo los impuestos. Ante este escenario, lo que se buscará con el paquete de medidas es reducir el impacto e intentar paliar la situación de las pequeñas y medianas de empresas de los distintos rubros, con el objetivo de evitar cierres y la pérdida de puestos de trabajo.(Ambito.com / Télam)

Anuncios