Ziliotto mantuvo reuniones durante toda la jornada para dar forma al enorme listado de quienes requerirán de apoyo económico para sortear la inactividad obligada por la cuarentena. Quieren determinar cuántos son los fondos que se necesitan para afrontar la emergencia.

REDACCION

El gobierno provincial está elaborando una base de datos que permita a los cuentapropistas y los sectores no registrados de la economía provincial para cuantificar lo que se necesita para garantizar la comida en la mesa, al margen de lo impositivo. El listado se terminará de definir en función de los datos almacenados en el Pilquén, más los aportes de los municipios y del gobierno nacional.

La generación de ese enorme listado de personas que requerirán la asistencia estatal en medio de la parálisis económica generada por las medidas de contención de la pandemia es una de las decisiones que el gobernador Sergio Ziliotto está estudiando junto a la Casa Rosada, tal como lo había sugerido ayer al mediodía cuando brindó una rueda de prensa virtual con los periodistas de la provincia.

Cómo llegar.

«Hemos redoblado la ayuda para entrega de alimentos de los municipios, hemos duplicado la asignación de tarjeta alimentaria, además que el Banco de La Pampa está atendiendo sectores económicos. Conjuntamente con el Gobierno Nacional estamos analizando distintas medidas, pero quiero dejarle en claro a los pampeanos que debemos preocuparnos por la cuestión sanitaria, porque el Estado va a poner absolutamente todos los recursos logísticos y económicos para que a nadie le falte la comida de sus familias» había respondido Ziliotto ante las consultas periodísticas.

«Estamos instrumentando cómo llegar a los sectores informales y para eso trabajamos con el gobierno nacional, con los intendentes, todos los sectores involucrados. Tenemos la decisión política de no abandonar a nadie. Hoy preocupémonos por la salud de los pampeanos», insistió.

Antes de la conferencia de prensa, Ziliotto ya había estado reunido con funcionarios de las carteras de Desarrollo Social y Hacienda y Finanzas de la provincia para comenzar a elaborar la base de datos. Los encuentros continuaron durante la tarde de la víspera con el mismo objetivo.

Situación alarmante.

Este diario publicó en su edición de ayer un informe sobre la angustiante situación de quienes se ganan la vida trabajando en los rubros que no fueron incluidos dentro de las excepciones a las medidas de aislamiento social. Se trata, sobre todo, de los monotributistas y trabajadores informales que deben acatar el decreto y no trabajar, pero atraviesan por estos días una situación realmente dramática.

El artículo presentó los casos de Marcos, un monotributista que hace trabajos de albañilería y mantenimiento de sistemas eléctricos; César, un vendedor ambulante de ropa y cortinas, que recorre cada día la mayoría de los barrios populares de la ciudad con su carro y su bolso de lona repleto de artículos que compra en Buenos Aires; y Claudia, manualista e integrante del Consejo Municipal de Manualistas, que mensualmente monta su puesto de souvenirs y atrapasueños en el predio ferial del ferrocarril y también lo hace en cuanto pueblo habilite una feria de artesanos.

Giros a municipios.

El gobierno ya había anunciado días atrás que transferiría a los municipios 50 millones de pesos que se repartirán en base al índice de coparticipación y serán para contener el aumento en la demanda social.

Por otra parte, el gobierno de la provincia puso en marcha la semana pasada una plataforma online llamada «Trade La Pampa» (www.tradelapampa.com.ar), un directorio público de empresas provinciales de bienes y servicios, impulsada desde el Ministerio de La Producción y la Unión Industrial de La Pampa (Unilpa).

Anuncios