(General Alvear) El martes a la noche se realizó una multitudinaria asamblea de productores agrícolas de la cuenca del Atuel para abordar el descubrimiento del robo de agua. El encuentro fue tenso, y los regantes ofendidos exigieron la presencia en 48 horas del titular del área de Riego de Mendoza, Sergio Marinelli, para que dé explicaciones. «Desde Irrigación parecen ser los socios del robo», dijo uno de los asambleístas.

El medio Radio Uno señaló que la convocatoria desbordó a la organización por lo que decenas de agricultores, en especial de General Alvear y Bowen, tuvieron que estar de pie en el salón Roberto Fernández, en el Predio Ferial. En un video los investigadores mostraron arroyos, canales, «by pass» para evadir los puestos de telemetría y hasta un canal de unos seis kilómetros construido por máquinas fueron observados ante un silencio sepulcral de los chacareros que no podían creer con el nivel de impunidad que robaban el agua.

Explicaron que los videos y las fotos fueron tomados en un vuelo que se realizó sobre la zona de La Junta y el Sosneado en Malargüe, a mediados de enero. Luego inspectores de Cauce de Bowen y los representantes de Federación Agraria visitaron el lugar por tierra.

Irrigación tapó pruebas.

De ese reconocimiento terrestre también tomaron parte funcionarios de Irrigación quienes, sabiendo de las actas que se iban a realizar, mandaron a tapar el delito. O sea, ponerle tapón con máquinas, que ingresaron a propiedades privadas sin permiso, en lugar de denunciar y certificar con un policía la comisión de un delito federal. «Desde Irrigación parecen ser los socios del robo» esgrimió un productor.

Esta tarea de investigación demostró que por los canales clandestinos se desviaba agua en forma permanente. «Claro, ellos no tienen turnado, ni seccionado, ni crisis hídrica, no faltante de agua. Son todos chorros. Mientras a nosotros nos esquilman con el canon de agua para mantener el sistema otros se sirven porque parece que tienen amigos o familiares en Irrigación, en Mendoza», dijo otro indignado productor.

El medio alvearense afirma que la reunión fue creciendo en voltaje y hasta se exigió la renuncia inmediata de los funcionarios de la cuenca del río Atuel que no controlaron nada. La zona del robo de agua está en manos de la subdelegación del río Malargüe ya que fue intervenida la inspección «pero no hay turnos, no hay nada organizado y nos dicen que el dueño de esos terrenos está debiendo más de un millón de pesos y riega gratis» comentó Javier López, uno de los referentes del agro.

Sanciones a Irrigación.

En el acta que se firmó la término de la reunión se solicitó la presencia de Sergio Marinelli, jefe de Irrigación, para que se presente en Alvear «en 48 horas nada más» por lo que el plazo se vencerá este viernes. Asimismo piden que el manejo de ese sector del río pase a manos de la subdelegación de Aguas del Río Atuel.

Además pidieron que «se bajen los sueldos de 200.000 pesos porque esto es inmoral para todos menos para los que lo cobran»; y lanzaron como idea que «la mitad de los sueldos políticos de la cuenca del Atuel vayan a un fondo común que permita que los mismos productores puedan controlar el río porque los que tienen obligaciones no lo hacen».

Anuncios