Un camión que transportaba hacienda volcó sobre la ruta nacional 35 provocando la muerte de 34 vacunos, entre novillos y vaquillonas, y dos colisiones de automóviles: uno impactó contra el chasis del pesado transporte cuando se encontraba volcado sobre la carretera y el otro embistió a uno de los tantos animales, que luego del vuelco, se escaparon de la jaula doble piso y quedaron sueltos sobre el pavimento y la banquina.

Los vehículos involucrados en los tres siniestros viales fueron un camión Volvo, un Ford Escort y un Citröen C3. Afortunadamente sus ocupantes, uno de ellos un policía de la Policía de La Pampa, solo recibieron lesiones leves.

Fuentes policiales de Winifreda informaron que la sucesión de siniestros se produjeron a las 5.30 de la madrugada del sábado a unos 15 kilómetros al sur de esta localidad, más precisamente en el kilómetro 363 de la mencionada cinta asfáltica, a la altura de la zona rural «El Guanaco».

Alertados de una situación compleja, efectivos policiales, bomberos y personal del hospital con una ambulancia partieron hacia el lugar del hecho y cuando llegaron observaron un escenario espeluznante. Un camión volcado sobre la ruta, animales muertos y otros dispersos sobre el asfalto y los laterales y dos automóviles estacionados a una distancia equidistante con daños en sus carrocerías incluso a uno de ellos le faltaba un neumático.

Vacunos muertos.

De los testimonios recabados a las personas presentes en la zona, los uniformados pudieron reconstruir que el Volvo circulaba en dirección sur a norte al mando de Leonardo Warle, acompañado de su hijo Leonardo Ezequiel, de 16 años de edad, ambos oriundos de la localidad de Alta Italia.

Por causas que se siguen investigando, el camionero perdió el control del volante, bajó a la banquina donde volcó su acoplado doble piso cargado con 112 bovinos. A su vez, el camión se desenganchó del acoplado y su conductor volanteó y volcó quedando de costado sobre la cinta asfáltica.

Producto del siniestro, padre e hijo llevaban puesto el cinturón de seguridad y presentaban heridas superficiales. Sin embargo, los animales no corrieron la misma suerte ya que un total de 34 vacunos, entre novillos y vaquillonas, perdieron la vida y varios se escaparon del compartimiento y empezaron a deambular por la ruta y banquinas.

Dos choques.

La situación se agravó cuando, detrás del camión, transitaba un Ford Escort conducido por Oscar Páez acompañado por Luis Alberto Gómez, Paola Baini y Carmen Alegre, terminó chocando contra el chasis del Volvo que interrumpía el tránsito. El auto perdió una de sus ruedas delanteras. Sus ocupantes de Eduardo Castex y Conhelo sufrieron algunos golpes y por tal motivo fueron trasladados al hospital Lucio Molas de Santa Rosa donde tras las curaciones de rigor fueron dados de alta. Luego, un Citroen C3 que transitaba de norte a sur y en el que viajaba Cristian Recoski, cabo de la policía pampeana, colisionó contra un vacuno. El hombre también resultó ileso.

Los servidores públicos realizaron distintas tareas de prevención hasta sacaron a los animales muertos de la jaula y después de las 10 de la mañana el Volvo fue retirado del carril. La casi totalidad del ganado restante fue encerrado en un predio rural, aunque un animal todavía anda suelto por la zona por lo que se pide a los automovilistas circular con precaución. No se iniciaron actuaciones penales por lo ocurrido sino exposiciones para las respectivas compañías de seguro.

Anuncios