La semana pasada el matutino porteño Página 12 reveló que el primer simulacro del sistema de digitalización y transmisión electrónica de telegramas electorales para el escrutinio provisorio de las PASO 2019 fue un fracaso en todo el país.

La prueba fue realizada el sábado 29 de junio por el Correo Argentino y la empresa venezolana Smartmatic y para el apoderado nacional del PJ, Jorge Landau, fue la confirmación de las sospechas que venían señalando expertos en informática y otros dirigentes opositores.

¿Pero qué pasó en La Pampa? Este diario pudo saber que en la prueba realizada en Santa Rosa, con las 33 escuelas en las que se vota, el sistema tampoco funcionó. De hecho, fuentes que siguieron el proceso desde adentro aseguraron que solo desde unos ocho establecimientos se pudo trasmitir los datos, mientras que en los otros fue imposible.

El problema no estuvo en el personal del Correo Argentino sino en el equipamiento que proveyó la compañía Starmatic. Las fuentes aseguraron que se trata de 33 kit que contienen una impresora multifunción, una netbook y dos módem con chips de distintas compañías de telefonía celular, como Claro, Movistar y Personal. «La conexión se hace a través de este sistema, no se usa el wifi de las escuelas sino los módem inalámbricos con los chips de las compañías de celulares», explicaron.

«Iniciando».

Cada uno de los trabajadores del correo involucrados en el simulacro tenía un usuario y una clave propios. La mayoría de ellos pudo encender las netbook e ingresar su usuario y clave, pero a partir de ahí el equipo quedaba en espera, con la leyenda «iniciando» y, por lo tanto, no se producía el ingreso al sistema. En algunos casos, aunque menores, los operarios ni siquiera llegaron a ingresar usuario y clave.

Ante el fallo generalizado que tuvo el sistema de transmisión de datos para el escrutinio provisorio, el gobierno nacional decidió incorporar una nueva fecha de prueba al calendario, añadiendo el próximo sábado, 13 de julio, y sumándolo así al simulacro que estaba previsto para el 20 de este mismo mes. En Santa Rosa, la prueba volverá a realizarse en los 33 establecimientos educativos y en simultáneo con los elegidos en todo el país para volver a ensayar el sistema de carga de los telegramas.

«Salto al vacío».

Las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) para los cargos de presidente y vice y legisladores nacionales se realizarán del 11 de agosto, es decir, que solo falta un mes. Según Página 12, tanto el Correo Argentino como la firma que ganó la licitación aseguraron que los problemas de carga y transmisión que tuvieron durante el primer simulacro «son normales» y se resolverán para la próxima prueba, en principio pautada para el 20 de julio, pero que finalmente se adelantó al próximo sábado.

Uno de los especialistas consultado por el matutino porteño fue el programador Javier Smaldone. «El problema es que se quiere hacer un cambio importante, que puede tener un impacto grande en el escrutinio provisorio y, a su vez, en la opinión pública, y se empezó a pensar recién en noviembre del año pasado para implementarlo por primera vez en una elección presidencial y en el cien por ciento del país», advirtió.

Para Smaldone se trata de «un salto al vacío». «El servidor central al que estas netbooks se tienen que conectar falló y lo arreglaron recién a la una de la tarde. Los problemas que hay no se pueden resolver de acá a 40 días», detalló.

Concurso de precios.

Smartmatic, la empresa venezolana radicada en California que ganó un concurso de precios y se quedó con el escrutinio provisorio, había ofrecido un precio mucho más bajo que el de sus competidoras, las españolas Scytl e Indra. Indra es la firma que estuvo a cargo del recuento de votos desde 1997.

La semana pasada, Landau amplió una denuncia que presentó en mayo ante la Cámara Electoral para que los cambios en el escrutinio queden sin efecto. «Nunca hubo problemas o dudas con el sistema actual. Ahora nos encontramos con que quieren innovar y es muy grave lo que está pasando porque ni siquiera tienen un listado de los establecimientos con acceso a Internet», dijo a P12. «Un cambio como este no tiene asidero y debería pasar por el Congreso, no por un concurso de precios», añadió. El apoderado del PJ solicitó que se aplique un plan de contingencia para «que los que quieran usen este sistema pero que también se puedan seguir llevando las actas al Correo como se hizo siempre».

Anuncios